Saltar al contenido
DIVORCIARTE

¿Qué es un divorcio contencioso?

El procedimiento de divorcio contencioso, es aquel, a través del cual una pareja obtiene la disolución del matrimonio que les une, llevándose a cabo la tramitación correspondiente sin que medie acuerde entre ambos.

La principal característica en este procedimiento, es que será un tercero, en este caso un Juez, quién decida sobre las cuestiones relativas a la disolución del matrimonio.

¿Puede por tanto un Juez decidir si me divorcio o no?

A menudo, nos encontramos en el despacho con Clientes que consideran, que en un divorcio por la vía Contenciosa, existe la posibilidad de que el Juez no les otorgue el divorcio y tengan que verse obligados a proseguir con su relación matrimonial. Esto es un grave error. El juez, no entrará en ningún caso a decidir sobre si se concede el divorcio o no sino sobre las condiciones del mismo. Cualquier persona que quiera divorciarse puede hacerlo.

Paso a paso del procedimiento Contencioso

  1. Presentación de la demanda.

El cónyuge que tome la iniciativa del divorcio, deberá, a través siempre de Abogado y Procurador, presentar demanda de divorcio ante el Juzgado de Familia correspondiente, esto es, el que corresponda al lugar en el que se encuentra el que fue el último domicilio conyugal. Dicha demanda, deberá acompañarse de los documentos correspondientes, esto es: Certificado de matrimonio, Certificado de nacimiento de los hijos -si es que los hubiera-, documento de empadronamiento que acredite la ubicación del domicilio conyugal, y para otros casos concretos podrían ser necesarias también nóminas, escrituras, etc.

  • Contestación.

Una vez ésta sea admitida a trámite, será notificada a la otra parte, y al Ministerio Fiscal en caso de haber menores, para que actúen como convengan. Así, el otro cónyuge podrá: no hacer absolutamente nada, por lo que se le tendrá en rebeldía, allanarse, contestar, o personarse pero no contestar.

  • Juicio

Se llevará a cabo la vista, durante la cual ambas partes podrán exponer sus argumentos y practicar las pruebas que consideren oportunas en aras de que el Juez pueda decidir conforme a lo que cada uno esgrime.

  • Sentencia

Su Señoría emitirá Sentencia, en la que se recogerán las condiciones en base a  las que ambos deberán regirse.

Llámenos y nos encargaremos de darle la solución más rápida y factible.

Asesoramiento gratuito

¿Es más conveniente el divorcio Contencioso o el Mutuo Acuerdo?

La experiencia nos hace decantarnos absolutamente por la segunda opción, siendo ésta la que debemos intentar llevar a cabo siempre, relegando la primera para ocasiones en las que resulte del todo imposible el consenso entre los cónyuges. Un procedimiento de mutuo Acuerdo siempre resultará mas limpio, sencillo, rápido y barato para los esponsales, y sobre todo: les permitirá ser quienes decidan sobre cómo serán sus vidas en adelante, y no un Juez.

Principales diferencias entre divorcio Contencioso y Mutuo Acuerdo

           Procedimiento Contencioso           Procedimiento Mutuo Acuerdo
Uno de los cónyuges interpone demanda de divorcio contra el otro.  Ambos acuden consensuadamente a la vía judicial para poner fin a su matrimonio.
La demanda, ha de ser entregada a la otra parte y esperar a que esta responda con lo que estime conveniente, posteriormente se celebrará juicio y su Señoría resolverá.  Ambos cónyuges, presentarán, al mismo tiempo que la demanda ante el juzgado, ya su convenio regulador, quedando tan solo a la espera de ser llamados para ratificarlo.
El Juez, con la intervención del Ministerio Fiscal en caso de haber menores, será quien estipule cómo serán las condiciones en las que proseguirán la vida de los hijos y los cónyuges en lo que al matrimonio toque.  Ambas partes, eligen y establecen cómo se organizarán y repartirán a partir del divorcio en adelante.
La duración es extensa en el tiempo pudiendo alcanzar incluso el año.  En apenas un par de meses el matrimonio quedará disuelto.
Cada cónyuge deberá proveerse de su Abogado y Procurador.Ambos serán asistidos por mismo Letrado y Procurador, por lo que los honorarios de éstos serán divididos a la mitad.  
Se trata de un procedimiento de mayor complejidad y tramitación, por lo que el coste de los citados profesionales será por ende mas elevado.  Al tratarse de un procedimiento mas somero, el coste para la representación y defensa Letrada es considerablemente menor.
En caso de haber menores, éstos sentirán verse envueltos en una contienda entre sus padres, pudiendo incluso tener que formar parte del proceso.Los menores no tendrán que intervenir en lo absoluto, ambos padres decidirán y será el Ministerio Fiscal el que de el visto bueno al convenio, y en caso contrario, serán también los mismos quienes deberán modificarlo.

¿Qué hacer si la otra parte no pone fáciles las cosas?

Siempre se podrá acudir a la mediación, una pareja, a la que todavía unen lazos afectivos, siempre tendrá más difícil decidir, negociar y mantener la cabeza fría, que un tercero experto y ajeno a situaciones sentimentales. Nuestra experiencia nos permite decir, que el 80% de parejas que acuden al despacho convencidas de que no habrá otra forma que acudir a la vía contenciosa, han sido finalmente reconducidas por los cauces del mutuo acuerdo.